SiGMA

Los cambios en la regulación KYC lleva a las instituciones financieras a cuestionarse la importancia de los datos requeridos de los clientes

Fecha de publicación Jul 23, 2021 20:27 Category: Patrocinado , Regulación , Autor: Content Team

El endurecimiento de la normativa contra el blanqueo de capitales conlleva procesos de KYC más estrictos, lo que deja a las instituciones financieras con una línea muy fina de confianza con sus clientes

Los reguladores siguen perfeccionando las medidas contra el blanqueo de capitales (AML) para combatir la delincuencia financiera: la nueva directiva AML6 introduce un proceso de gestión de clientes (KYC) más complejo, que obliga a ampliar drásticamente el alcance de los datos requeridos. Sin embargo, con los nuevos requisitos en vigor, las instituciones financieras quieren averiguar cómo encontrar el equilibrio entre el interrogatorio aparentemente invasivo a sus clientes y mantener la confianza y, lo que es más importante, seguir cumpliendo con la AML.

unnamed-6En 2020, las multas relacionadas con la lucha contra el blanqueo de capitales, el cibercrimen y la privacidad de los datos para las entidades financieras alcanzaron la friolera de 10,4 mil millones de dólares, por lo que este tipo de políticas tienen una razón detrás. Dicho esto, varios reguladores optan por un enfoque más flexible a la hora de aplicar la nueva normativa, por ejemplo, el Banco de Lituania, considerado uno de los reguladores más progresistas de la UE.

Ya en febrero, Jekaterina Govina, directora ejecutiva de servicios de supervisión del Canco de Lituania, destacó que los agentes del mercado no debían exagerar a la hora de aplicar normativa adicional y que solo debían tomar medidas proporcionales a los riesgos percibidos.

Según Marius Galdikas, director general de ConnectPay, es estupendo ver que el Banco de Lituania se mantiene en su posición de regulador con visión de futuro. También sugirió que un diálogo más intenso durante la auditoría podría, de hecho, facilitar aún más el proceso para todas las partes implicadas.

“Cuando se intenta comprender el ámbito de actividad del cliente, hay que obtener información y documentos suficientes. La incertidumbre sobre lo que se considera “suficiente” y el miedo al incumplimiento conducen a exigencias excesivas para el cliente, lo que, a su vez, aumenta la fricción y perjudica la experiencia general del cliente. Así pues, la situación actual les deja poco margen de maniobra a las instituciones entre la normativa y que el proceso de KYC sea fluido”, dijo M. Galdikas.

“Creo que un enfoque más basado en el diálogo podría amortiguar el impacto de la nueva normativa para ambas partes, ayudando al regulador a garantizar el cumplimiento y dándoles más tiempo a las entidades financieras para solucionar cualquier problema”, añadió.

Claus Christensen, CEO and co-founder of regtech Know Your CustomerUno de los últimos requisitos también dicta que cuando se realicen transacciones de 15.000 euros o más, un proveedor de servicios de pago tiene que iniciar un proceso obligatorio de KYC en un plazo de 24 horas para verificar la identidad del cliente. Esto se suma a la lista de requisitos que, según Galdikas, a veces parecen excesivos debido al plazo impuesto, por lo que pueden ser una distracción innecesaria para las empresas.

“Cumplir con estos requisitos acaba siendo una inversión importante, además de ofrecerle una buena experiencia al cliente, un producto de calidad y muy probablemente podría provocar confusión sobre dónde centrar los esfuerzos de la empresa”, afirma Galdikas.

Galdikas profundiza en este debate con Claus Christensen, director general y cofundador de la empresa regtech Know Your Customer, en supodcast RegTalks. En la entrevista, los dos ejecutivos hablaron sobre el futuro de los pagos y las regulaciones financieras, explorando la importancia de la colaboración entre una variedad de actores de la industria para impulsar la innovación en los servicios financieros.

Debido a estas circunstancias, ConnectPay se ha propuesto renovar su proceso de incorporación y adoptar un enfoque más individualizado. Esto les permitirá establecer expectativas claras para sus clientes desde el principio, a la vez que abordan cualquier matiz normativo específico del sector durante la fase previa a la solicitud.

“Hemos identificado el criterio clave como una parte separada del proceso de solicitud, lo que nos permite segmentar a los clientes con mayor diligencia. Esto nos permite crear una automatización que tenga en cuenta los requisitos de diferentes jurisdicciones, sectores, etc., ahorrar tiempo tanto para nosotros como para nuestros clientesy prevenir cualquier “ping-pong” de comunicación innecesario en un futuro.”

También señala que el nuevo enfoque reducir a salvar la falta de información de los clientes, explicando por qué es necesario recopilar determinados datos. “Revelar los requisitos normativos desde el principio de la asociación evita que los clientes se sientan sorprendidos por una plétora de preguntas, ya que conocen perfectamente los procedimientos obligatorios y por qué son importantes para garantizar la seguridad y la transparencia del servicio.”

Sobre ConnectPay

ConnectPay es un proveedor de servicios bancarios en línea para empresas basadas en Internet, que ofrece una amplia gama de soluciones de pago, incluidos los pagos SEPA y SWIFT, las cuentas multidivisas IBAN, los pagos con tarjeta en línea Mastercard y las cuentas comerciales. Todos los procesos se llevan a cabo a través de un sistema de prevención de fraude y cumplimiento normativo totalmente automatizado. El proceso de incorporación sin problemas y las soluciones personalizadas para clientes les permiten a las empresas utilizar soluciones de pago innovadoras para satisfacer las necesidades de sus clientes digitales. ConnectPay cuenta con una licencia EMI, emitida por el banco de Lituania y es miembro de la autoridad monetaria de la zona euro.

Related Posts

Las casas de apuestas en…

Las empresas de apuestas deportivas en línea se preparan para nuevos ataques durante la temporada de vacaciones después de que…