El salto de Hawái por regular las apuestas deportivas

Lea Hogg hace 3 meses
El salto de Hawái por regular las apuestas deportivas

El Comité de Desarrollo Económico de la Cámara de Representantes de Hawái saca adelante el proyecto de ley 2765. Este supone un cambio significativo en la postura del Estado sobre las apuestas deportivas. Se trata de un avance importante porque Hawái, junto con Utah, siguen siendo estados en contra de legalizar el juego. La evolución del proyecto de ley es un hecho poco común, teniendo en cuenta que este tipo de legislaciones rara vez han llegado a votarse en el comité desde 2019.

El proyecto de ley de la Cámara 2765, defendido por el representante Daniel Holt, (arriba), ahora se enfrenta al análisis de los comités de Protección al Consumidor y Comercio, Judicial y Asuntos Hawaianos, y Finanzas. El proyecto de ley debe sortear los obstáculos legales para asegurarse un lugar en las deliberaciones del Senado.

Los defensores del proyecto, entre ellos Holt, argumentan que las apuestas deportivas legales podrían revitalizar el turismo de Hawái, un sector que ha experimentado un crecimiento escaso. Al acoger a operadores de apuestas deportivas estadounidenses activos en al menos otras tres estados, el proyecto de ley pretende diversificar la cartera económica de este. En particular, el proyecto de ley no especifica las tasas de licencia ni los tipos impositivos. Asimismo, deja la regulación del sector en manos del Departamento de Negocios, Desarrollo Económico y Turismo.

Controversia y oposición

A pesar de los beneficios económicos potenciales, el proyecto de ley cuenta con mucha oposición. Los críticos temen el impacto social de legalizar el juego. Esto ha llevado a la comisión a modificar el proyecto de ley para crear un fondo destinado a la aplicación de la ley para combatir las actividades de juego ilegal.

La Alianza de Apuestas Deportivas, que representa a gigantes del sector como DraftKings y FanDuel, ha expresado su apoyo al proyecto de ley. Estiman que las apuestas deportivas legales podrían generar hasta 9 millones de dólares en ingresos fiscales anuales para Hawái. Además, sustituye las plataformas ilícitas por un mercado regulado y competitivo.

La historia de la legislación hawaiana sobre el juego está plagada de intentos fallidos y proyectos aplazados. El clima legislativo actual sigue siendo difícil, con una legislatura de mayoría demócrata que históricamente se ha opuesto al juego. Además, alega preocupaciones por la naturaleza depredadora y las consecuencias sociales perjudiciales.

A medida que avanza el debate, el futuro de las apuestas deportivas en Hawái pende de un hilo. Existe un impacto económico potencial, pero se tienen que considerar las implicaciones sociales.

Share it :

Te recomendamos
Garance Limouzy
hace 2 días
Jenny Ortiz
hace 3 días
Jenny Ortiz
hace 3 días
Lea Hogg
hace 3 días