Secretos comerciales y contrademandas: Contencioso entre DraftKings y Hermalyn

Lea Hogg hace 2 meses
Secretos comerciales y contrademandas: Contencioso entre DraftKings y Hermalyn

Michael Hermalyn refuta las acusaciones en una vista judicial y describe la demanda de DraftKings como “difamación.”

Hermalyn, un ejecutivo experimentado de apuestas deportivas, es el protagonista de una disputa legal después de que su empleador, DraftKings, le acusara de robar secretos comerciales cuando se trasladó a su cargo nuevo en Fanatics. Hermalyn, sin embargo, negó las acusaciones durante una vista y describió la demanda como “difamación.”

Acusaciones y represalias

Según Hermalyn, la demanda de DraftKings refleja una “cultura de represalia” contra antiguos empleados. Cree que la intención de la empresa es “infundir miedo” a otros que piensen en marcharse. La afirmación formaba parte de la moción de oposición a la petición de DraftKings de bloquearle de forma preliminar el cargo en Fanatics.

Orin Snyder, abogado de DraftKing, (arriba), afirmó con seguridad que “las pruebas contra el señor Hermalyn son irrefutables”. Sin embargo, los representantes de Hermalyn no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios sobre la presentación.

Fanatics, una empresa famosa por la venta de camisetas y artículos deportivos, lanzó sus apuestas deportivas el año pasado. DraftKings, un gigante de las apuestas deportivas, demandó a Hermalyn por su paso a Fanatics. Hermalyn había supervisado las relaciones con los mayores clientes “VIP” de DraftKings.

DraftKings alega que Hermalyn se reunió en secreto con Fanatics en California, aceptó un cargo casi idéntico y descargó los planes empresariales de DraftKings para la Super Bowl para compartirlos con su empresa nueva. La juez de distrito Julia Kobick impidió temporalmente a Hermalyn utilizar los secretos comerciales de la empresa o solicitar a sus clientes o empleados. Sin embargo, le permitió seguir trabajando en Fanatics. DraftKings acusó a Hermalyn de mala conducta adicional en una solicitud separada para impedirle trabajar para Fanatics durante la vigencia de un acuerdo de no competencia.

Hermalyn respondió y afirmó que había ido “más allá” para devolver los documentos y dispositivos de DraftKings. Negó haber solicitado a ningún empleado o cliente de DraftKings y negó haberse apropiado de ningún secreto. También negó las acusaciones de DraftKings de haber participado en un “plan” de un año de duración como “agente doble” de Fanatics. Afirmó que solo se había “reunido brevemente con el CEO de Fanatics unas pocas veces en entornos grupales” antes de 2024.

La competencia de la industria de las apuestas deportivas

La disputa DraftKings-Fanatics detalla la naturaleza competitiva de la industria de las apuestas deportivas. Empresas como DraftKings y Fanatics compiten constantemente por la cuota de mercado y hay mucho en juego. El sector ha vivido un crecimiento rápido en los últimos años gracias a los cambios legislativos y los avances tecnológicos. Como consecuencia, las empresas protegen cada vez más sus secretos comerciales y sus relaciones con los clientes.

El caso también recalca los retos a los que se enfrentan los empleados a la hora de negociar acuerdos de no competencia y las posibles consecuencias de cambiar de empresa dentro del mismo sector. Los empleados deben respetar sus obligaciones legales y éticas con sus empleadores actuales y anteriores.

El caso está aún sigue en curso y queda por ver cómo se pronunciará el tribunal. Independientemente del resultado, el caso plantea cuestiones sobre la importancia de la transparencia y la integridad en el lugar de trabajo y hasta dónde pueden y deben llegar las empresas para proteger sus intereses.

Share it :

Recommended for you
Jenny Ortiz
hace 4 días
Jenny Ortiz
hace 4 días
Jenny Ortiz
hace 4 días
Shirley Pulis Xerxen
hace 4 días