William Hill recibe una sanción récord

Content Team hace 1 año
William Hill recibe una sanción récord

El operador de casas de apuestas William Hill, propiedad de 888, recibe la mayor sanción de la historia del juego en el Reino Unido. 19,2 millones de libras (23,7 millones de dólares) es la multa colectiva impuesta a 3 de las operaciones de juego del grupo William Hill. Las infracciones se describen como fallos “generalizados y alarmantes” relacionado con la responsabilidad social de la empresa y la lucha contra el blanqueo de dinero en sus prácticas comerciales.

La Comisión del Juego del Reino Unido (UKGC) se quedó atónita ante el alcance de la mala conducta descubierta. La multa impuesta fue una alternativa más leve que la medida que se había considerado inicialmente: la suspensión de la licencia de juego del grupo.

Las infracciones de William Hill

La UKGC descubrió varios casos de conductas inescrupulosas. Entre ellas, permitir que un cliente abriera una cuenta nueva y gastara 23.000 libras en 20 minutos. Otro cliente gastó 32.500 libras en 48 horas sin ningún control, ni tener que esquivar ninguna medida preventiva.

Los fallos llegaron a ser aún más obscenos, ya que se permitía a los clientes gastar y perder cifras de decenas de miles de libras, sin ningún tipo de comprobación. Cifras tan ridículas y descontroladas que incumplen la legislación contra el blanqueo de capitales.

Los problemas relacionados con una diligencia debida muy deficiente en toda la empresa también eran motivo de preocupación. Los controles resultaron ineficaces, lo que permitió a 331 clientes apostar posteriormente con WHG (International) tras haberse autoexcluido con el Sr. Green. Ambas empresas están gestionadas por William Hill, lo que demuestra una falta de esfuerzo por aplicar sus propios controles entre plataformas.

Un problema que afecta al sector

Estas sanciones reglamentarias llegan poco menos de una semana después de que las operaciones de Kindred Group 2,32 Red Limited y Platinum Gaming Limited, recibieran también una multa por valor de 7,1 millones de libras. Los cargos eran casi idénticos: gastar y perder gran cantidad de dinero, medidas de autoexclusión ineficaces y sin aplicarse y una falta de interacción con los clientes en cualquier intento de proteger a los jugadores problemáticos.

William Hill ha declarado que todo el sector debería trabajar en colaboración con los reguladores para mejorar las deficiencias que han salido a la luz.

“Todo el grupo comparte el compromiso de la Comisión del Juego de mejorar las normas de cumplimiento en todo el sector. Seguiremos trabajando en colaboración con el regulador y otras partes interesadas para conseguirlo”.

Nueva legislación en proceso

William Hill received the latest fine from the UKGC.
La Comisión ha sido objeto de críticas por parte de varios operadores de juego.

Estas últimas de muchas sanciones económicas se suman a la operación más amplia que el gobierno británico lleva a cabo en un intento de reformar y restablecer la eficacia de la regulación del juego en Gran Bretaña. Para que sea a la vez segura, conforme y socialmente responsable, sin dejar de ser igual de rentable.

La comisión de Medios Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deporte entrevistó a los principales operadores para recopilar información que se incluirá en un libro blanco del juego contemporáneo y completo, de forma que haga de base de la nueva legislación. Estos operadores criticaron a la Comisión por su falta de compromiso. Existe un descontento generalizado por la falta de consulta e información del regulador a los operadores. Por ello, se sienten decepcionados a la hora de imponer multas.

La validez de esta afirmación puede verse en la declaración de la empresa matriz de William Hill, 888:

“Tras adquirir William Hill, la empresa abordó rápidamente los problemas detectados con la aplicación de un plan riguroso de acción”.

Las operaciones de William Hill fuera de EE. UU. fueron adquiridas por 888 el año pasado por de 1,95 mil millones de libras. Todo ello pinta un cuadro de confusión y regulación ineficaz. La situación ha llevado a que las multas sean una sanción merecida, pero incongruente. La legislación que se diseña actualmente de forma preliminar debe abordar estas cuestiones de una manera que reconfigure y moldee la industria en lugar de repartir numerosas multas que se están convirtiendo rápidamente en un simple coste de hacer negocios. Es una cuestión que se tiene que resolver para que el sector del juego en el Reino Unido mejore su cumplimiento sin sufrir un retroceso significativo en los servicios que puede prestar y el éxito que puede cosechar.

Share it :

Recommended for you
Lea Hogg
hace 20 horas
Jenny Ortiz
hace 20 horas
Lea Hogg
hace 23 horas
Lea Hogg
hace 23 horas